Cualquier industria genera constantemente muchísimos datos, de ahí la importancia del papel del big data. Tenerlo claro es importante. La captura e interpretación de los datos nos va a aportar información valiosa, que permitirá facilitar la toma de decisiones ágiles. Todo ello, nos permitirá gestionar la empresa de forma eficiente.

Sin embargo, para poder conseguirlo, necesitamos las herramientas adecuadas. En definitiva, se trata de la introducción a la industria 4.0 o industria inteligente: donde los elementos que integran los sistemas son capaces de generar datos e interconectarse entre sí para formar un sistema integral. De esta forma, dotamos de inteligencia y capacidad de decisión a la operativa. Todo esto nos permite mejorar la visibilidad del conjunto y estar informados.

 

Beneficios de implementar el big data

  • Un mejor conocimiento de nuestros procesos.
  • Mejorar y optimizar procesos y recursos productivos.
  • Predicción sobre necesidades productivas.
  • Detectar e identificar nuevas oportunidades.
  • Optimizar y prevenir costes de mantenimiento.
  • Tomar decisiones más acertadas y ágiles.

En este sentido, y referente al papel del big data en cualquier industria, disponemos de un ejemplo claro de caso de éxito en el informe «Innovation Technology and Innovation Foundation – ITIF». En el documento se hace un repaso entorno a cómo la empresa Airbus se encarga de analizar los datos de los modelos A380, que contienen aproximadamente unos 6.000 sensores, y eso les genera aproximadamente unos 2,5 terabytes de datos por día. Gracias a la estructuración, el análisis y el estudio de toda esa información, Airbus logra estar mejor informado sobre la operativa diaria, y dispone del conocimiento para mejorar, e incluso, ganar en competitividad en un mercado extremadamente complejo como el suyo.

Aterrizando en nuestro día a día, estamos seguros de que podemos aportar mejoras importantes por muy poco. Por ello, desde Mytic Innova te invitamos a una consultoría gratuita para detectar puntos de mejora, y mostrarte de qué manera podemos optimizar esos procesos que no terminan de funcionar como realmente deberían, generando un elevado consumo y lastro de recursos empresariales.